LA VASIJA AGRIETADA

“Solo aquello que uno ya es tiene poder curativo” Jung   

(Os transcribo el cuento para aquellos que prefieras leer, no os olvidéis mi reflexión)

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua hasta el final del largo camino a pie que iba desde el arroyo hasta la casa de su patrón. Sin embargo, la vasija rota sólo llegaba con la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador diciéndole: 

–   Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo, porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

El aguador apesadumbrado, le dijo compasivamente:

–  Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo la vasija. Y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, aunque de todos modos se sintió apenada porque al final sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces:

        ¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y durante dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi madre. Si  no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.

(Anónimo)

la-vasija-agrietada

Todos tenemos nuestras cualidades y nuestros defectos (sí, hasta los que dicen ser perfectos). Por suerte, cada persona posee unos diferentes, lo cual significa que somos distintos y que podemos aprender unos de otros. Toda luz proyecta una sombra. Así que en cada sombra, en cada defecto, hay una luz, una virtud iluminando. Esto significa que tenemos que aceptarnos como somos, y que cada cualidad y cada defecto son dos caras de una misma moneda.

Para ver esto más claro pensemos ¿quién no tiene algún defecto físico o algún aspecto de su personalidad que le gusta menos?

En cuanto a los defectos físicos (a no ser que tengamos algún problemilla de nacimiento) son relativos. Relativos en el sentido de que los cánones de belleza han ido cambiando a lo largo de la historia, y lo que ahora son unos kilitos de más, antes era la belleza buscada. Por lo que hay que darles la importancia justa.

Podemos hacer ejercicio para encontrarnos mejor (tanto física como psicológicamente) llevar el tipo de ropa de nos sienta mejor… Pero todo para gustar a la persona más importante, a nosotros mismos.

Y lo mejor es que “entre gustos no hay disgustos”, y lo que no le guste a una persona le va a gustar a otra.

La mayoría de las veces ese defecto sólo lo vemos nosotros. Como podemos ver en el anuncio de Dove, en este experimento queda claro que defectos que nos vemos, los demás no los perciben.

Lo importante es aceptar los defectos y hacerlos nuestros, pues es una parte de nuestra identidad. Por ejemplo Rossy de Palma (todos sabemos que no es la más guapa) ha sabido sacar lo mejor de sus defectos, y ha sido imagen de firmas importantes.

Aceptarnos como somos nos va a ayudar a potenciar nuestras virtudes. Sólo cuando nos hayamos aceptado (que no significa resignarnos) podremos dejar de luchar contra ellos. Es una energía perdida, pues no vamos a crecer o dejar de tener pecas. Esa energía la utilizaremos para fortalecer lo bueno que tenemos, y los defectillos pasarán desapercibidos.

También solemos tener algún rasgo de nuestra personalidad que nos gustaría cambiar. Lo importante es no justificarnos y quedarnos en el “es que yo soy así” “al que no le guste que se aguante”. Se trata de admitir aquello que queremos mejorar y comprometernos con nosotros mismos para ir consiguiéndolo.

Tenemos que identificar en qué momentos sacamos ese defecto y pensar qué otras opciones más adecuadas hubiera habido. En aquellas ocasiones que seamos capaces de manejar mejor ese rasgo premiarnos y decirnos que somos capaces de hacerlo.

Lo importante es empezar y ver que podemos comportarnos de otras maneras, así tendremos más opciones para reaccionar.

comparación

Uno de los errores que solemos cometer, y que nos impiden aceptarnos es la comparación con los demás. Es un error muy grande, pues prestamos más atención a los demás que a nosotros, y lo más seguro es que encontremos a alguien mejor y que perdamos. Además, siempre veremos aquello que no tenemos en los demás. Podemos fijarnos en los otros pero con el objetivo de aprender de ellos, no de ver qué tienen ellos que no tengamos nosotros.

Os recomiendo hacer un listado de adjetivos y que marquemos unos 15 buenos y 5 malos, ya que todos funcionamos con más cualidades.

Una vez reconocido algún defectillo seguir las pautas de arriba y conseguir sacar lo mejor de nosotros.

Muchísimas gracias por leer y hasta la próxima semana!!

Anuncios

7 comentarios en “LA VASIJA AGRIETADA

  1. Así es, tener buen auto concepto no es verse perfecto (de hecho eso es otro motivo de consulta), si no aceptar que tenemos defectos y virtudes, y apoyarnos en estas últimas para ir modificando los primeros.
    También hay que saber ponderar los defectos, y centrarse en modificar aquellos que más nos condicionen o que menos se ajusten a la imagen que queremos alcanzar.
    Buen post, como siempre 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s