PAUTAS PARA CUMPLIR LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

El secreto del éxito es la constancia del propósito (B. Disrael)

Al término de un año y comienzo de otro es inevitable hacer balance de aquello que hemos hecho y de lo que nos queda por hacer; y es por eso que muchos de nosotros hacemos propósitos de año nuevo.

Los propósitos son promesas que nos hacemos a nosotros mismos y la mayoría tienen que ver con cambiar nuestro estilo de vida o alcanzar metas.

d260e8e912456975_big

Lo difícil es cumplir esa promesa, por eso casi todos los años suelen tener los mismos matices: aprender idiomas, ir al gimnasio, perder peso, dejar de fumar… Este post lo dedico a dar pautas para poder alcanzarlos.

images

Lo primero, tenemos que saber es qué queremos cambiar y para qué. El para qué es muy importante, pues todo lo que hagamos tiene que tener un fin. Muchas veces no somos capaces de cumplir nuestras promesas porque no son útiles para nuestra vida.
Por ejemplo, aprender inglés nos viene a todos muy bien, pero si eres una persona que no viajas,no lo necesitas en el trabajo y además no te gustan los idiomas,te aseguro al 100% que no vas a cumplir tu propósito.

El segundo paso es saber qué nos gusta. Sí, a todos nos conviene hacer deporte, aprender idiomas, hacer un curso de informática… Pero si te propones ir a correr o ir al gimnasio y odias estas dos modalidades de deporte, que ninguno de estos sea vuestro propósito porque será otro fracaso asegurado. Para gustos, deportes; así que habrá que encontrar aquel que se acomode mejor a nosotros. Lo mismo ocurre con los idiomas: si quieres aprender uno, mejor aquel que te guste y no el inglés porque sea el idioma impuesto (a no ser que lo necesites en tu vida).

Otro aspecto muy importante es ponerse metas realistas. Os recomiendo huir de aquellos cursos que os garantizan aprender inglés en 6 meses. Es mentira, nadie aprende a hablar inglés en 6 meses. Si os ponéis esa meta, os daréis cuenta de que no se puede cumplir y lo más seguro es que os desmotivéis. Tampoco vais a perder 10 kilos en un mes ni hacer deporte 5 días a la semana.

Esto hay que sacárselo de la cabeza, pues crea expectativas muy difíciles de alcanzar y volveremos a la desmotivación. De verdad, si yo hubiese empezado a correr por los resultados que tendría, lo hubiera dejado. De hecho hoy en día me veis, y no pensareis que corro, pero me hace sentir bien que para mí es lo importante.

la-liebre-y-la-tortuga-300x200

Soy de la opinión de que los cambios en la vida se hacen de manera lenta, sin prisa pero sin pausa. Los comportamientos radicales de ir 8 horas al gimnasio a la semana sólo llevan al fracaso, pues cualquier persona se aburre de dedicar tanto tiempo a lo mismo. Lo que hay que intentar es introducir poco a poco nuestro propósito.

Por ejemplo, yo cuando empecé a correr fue un cambio muy lento pero seguro. Me puse pequeñas metas alcanzables. Lo primero era ir a correr una vez a la semana 20 minutos (si algún día paraba a andar no pasaba nada), esta fase fue la más difícil. Una vez cogido este hábito, intenté ir dos veces por semana, correr mínimo 30 minutos, y cada vez se hacía más fácil. Esto me llevó su tiempo, si no recuerdo mal unos 6 meses.

Cada paso que demos, tenemos que premiarnos. Por ejemplo,si hemos conseguido hacer deporte un día a la semana el primer mes podemos comprarnos una prenda de ropa que nos guste.

Se trata de ponernos las cosas lo más fáciles posibles. Tener la academia o el gimnasio cerca de casa, que no tengamos que coger el coche. Yo voy a correr al lado de mi casa, así en los días que tengo más pereza las excusas prácticamente no existen. También, si llevamos 5 años sin tocar el inglés y nos vamos a apuntar, que sea en un nivel por debajo del que lo dejamos, pues así repasamos al principio, que es más fácil repasar que aprender. Si por el contrario, nos metemos en un nivel más alto del que nos corresponde, nos vamos perder en clase, nos desmotivaremos y lo dejaremos.

También tenemos que ser flexibles. Si un día no podemos hacer deporte, estamos enfermos o hemos tenido un mal día, podemos posponerlo con la condición de recuperarlo. Si lo hacemos de mala gana, no va a salir bien y nos vamos a disgustar.

Y es muy importante no meternos presión. Aquello que se haga con presión lo más seguro es que no salga bien. Añadimos una tensión negativa, que en nada ayudará a conseguir el propósito.

En resumen: elegir propósitos que nos gusten y que nos sean útiles. Tener expectativas realistas. Ir sin prisa pero sin pausa. Premiarnos cuando nos vayamos acercando más en nuestra meta. Ponerlo lo más fácil posible.

Os sugiero estos propósitos para el 2016:

¡¡Muchísimas gracias por leer y hasta la próxima semana!!

Os deseo un muy feliz 2016.

Anuncios

4 comentarios en “PAUTAS PARA CUMPLIR LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

  1. Gracias por este post, se agradece la sensatez de tus principios. Seguro que eres un ejemplo a seguir.
    Os deseo lo mejor a ti y “a través de las emociones” para este 2016, yo seguiré siendo fiel a este blog que me enseña tanto cada semana
    Un saludo y feliz 2016!!!

    Me gusta

  2. Leer este post ha sido una buenísima ayuda para mi lista de propósitos. Desde luego será mucho más realista y fácil de cumplir! Gracias por ayudarme a verlo más claro. Yo espero que entre los tuyos esté seguir con este fantástico blog 😉 Feliz 2016!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s