LA AUTOESTIMA

“Hay algo peor que la muerte, peor que el sufrimiento… y es cuando uno pierde el amor propio” Sandor Márai

Esta semana quiero tratar un tema muy importante y del que se habla mucho, pero que creo que al fin de cuentas se nos escapa de las manos: la autoestima. Como sabéis, es una cuestión muy amplia, por lo que voy a intentar daros las pinceladas que me parecen más importantes.

La autoestima no tiene una definición establecida, pero para comenzar os voy a dar una que yo considero sencilla: la autoestima es la percepción que tenemos de nosotros mismos.

imagescajvg0rb

Es un tema muy importante pues creo que muchas de las dificultades psicológicas que podemos sufrir a lo largo de nuestra vida (ansiedad, depresión, bajo rendimiento en el trabajo o en los estudios, adiciones…) están relacionadas con la autoestima.

La autoestima se puede tener alta, baja o media, en diferentes grados. A lo largo de la vida va fluctuando (no estando siempre constante) pero lo ideal podríamos decir que es tener la autoestima alta.

Una persona con una autoestima alta tiene confianza en sí misma, se siente capaz de enfrentar los desafíos de la vida y se respeta a sí misma.

Por el contrario, una persona con baja autoestima siente que no es suficiente para la vida, que está equivocado como persona. Me refiero a aquellas personas que piensan que lo que hacen nunca es suficiente, que necesitan la aprobación del resto…

Una persona con autoestima media es aquella que a veces se siente eficiente para la vida y otras veces inadecuada, lo que lleva a la inseguridad.

Como os he dicho antes, lo ideal es tener una autoestima alta (aquí la virtud no está en el punto medio) para poder alcanzar nuestras metas y experimentar la felicidad. Pero, ¿cómo se hace? Os voy a dar unas claves para que podamos trabajar y reforzar nuestra autoestima.

Lo primero que tenemos que saber es que la autoestima está dentro de nosotros mismos, y no en un trabajo, una pareja, un coche…

Para reforzar nuestra autoestima creo que tenemos que vivir conscientemente. Con esto quiero decir:

  • Conocer nuestra realidad, no huir de ella. Vivir de acuerdo al presente, y no en una fantasía. De esta manera, conseguiremos pensar de manera más independiente y así podremos tener una actitud activa más eficiente hacia la vida.
  • Ser honestos con nosotros mismos, enfrentarnos a nuestros errores e intentar corregirlos.

El siguiente paso sería aceptarnos a nosotros mismos, con nuestras luces y nuestras sombras, nuestro aspecto físico y emocional. Ya he hablado sobre la aceptación en “La vasija agrietada”. Con aceptar no me refiero a resignarnos, la aceptación es la antesala del cambio. Algo que negamos no podemos modificar. Admitir las emociones que sentimos será el primer paso de la inteligencia emocional, aunque no nos guste la emoción que experimentamos. Una de las pautas que di para aceptarnos es no comparase. Una persona que tiene una autoestima alta no se compara con los demás, ya sea en positivo o en negativo.

Otra pauta es la liberación de la culpa. En el artículo de “La importancia del perdón” hablé de cómo conseguir perdonarnos a nosotros mismos, quizá el perdón más difícil.

sentimientos-de-culpa

La autoestima tiene que ser resistente y mantenerse alta a pesar de nuestros errores, y de la desaprobación de los demás. Cuando cometemos errores podemos aprender de ellos o sentirnos culpables.

Muchas veces cuando sentimos culpables podemos tener la sensación de que no somos capaces de hacer algo (aunque sea una ocasión puntual o las circunstancias no nos favoreciesen), también podemos intentar justificar nuestra conducta, ponernos a la defensiva o incluso negar el hecho porque nos da vergüenza recordarlo.

Lo primero que tenemos que saber es si esta culpa nos la imponen o en cambio es nuestro juez interior el que está haciendo su trabajo.

En el primer caso, la solución está en respetar nuestra propia visión de la conducta, pues muchas veces nosotros no la vemos como un error, pero son los demás que nos lo imponen.

Si es nuestro juez interior (dedicaré un post a este juez, porque puede ser uno de los peores jueces a los que nos enfrentemos) quien está ejerciendo su papel y decide que el culpable es nuestro yo, lo que va conseguir es bajar nuestra autoestima (si es que no la tenemos ya baja). Es en este momento en el que la persona no se encuentra apta la vida, como decía anteriormente. En esta situación tenemos que otorgarnos la presunción de inocencia, concedernos un ápice de duda, porque no siempre vamos a saberlo todo y no tenemos por qué estar acertados en la relación causa-efecto que nos hemos imaginado en nuestra cabeza.

brain-770044_960_720

Este tipo de juicio puede perjudicarnos más que ayudarnos, por lo que tendremos que dejar una parte a la duda.

Con esto no quiero decir que eludamos la responsabilidad de nuestros errores, puesto que de estos hay que responder y aprender. Lo que quiero decir es que cuando tenemos una autoestima baja solemos hacernos estos juicios, y no favorece en ningún aspecto.

Continuaré hablando de la autoestima y de nuestro juez interior.

Espero que os haya gustado y que podáis trabajar un poco mejor vuestra autoestima.

¡Muchísimas gracias por leer y hasta la próxima semana!

Anuncios

4 comentarios en “LA AUTOESTIMA

  1. Tenía ganas de leer este post creo que en muchos casos el problema de una baja y media autoestima ha estado en las comparaciones que se hacen desde la infancia entre unos y otros

    Me gusta

  2. Ay, la autoestima, qué importante es para llevar una vida sana y feliz. Me ha gustado mucho la diferenciación de que aceptación no es resignación. Creo que a veces no aceptamos cosas no solo porque puede ser doloroso sino por el cambio que sabemos deberíamos hacer si reconociésemos eso. Una gaita, vamos. Jejeje. Aunque una vez superado da un gustito…

    Me gusta

  3. La aceptación es un paso muy difícil, pero del que después no nos vamos a arrepentir. Nos cuesta asumir aquellas cosas que nos gustan menos de nosotros. La autoestima es un tema crucial, pero también muy complicado de trabajar. Muchas gracias por comentar 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s