¿Quién es el culpable?

En este post os quiero traer un acertijo para reflexionar.

Una mujer, cansada y sintiéndose desatendida por la cantidad de horas que trabaja su marido -el cual estaría varios días fuera en un viaje de negocios- se deja seducir en la casa de otro hombre, al otro lado del río del pequeño pueblo donde vive.

Durante la noche, el marido llama a la mujer al móvil para avisar de que se suspendió el trabajo y está volviendo a casa, por lo que la mujer decide irse de la casa de su amante para volver a tiempo a su hogar sin que el marido le descubra.

Sin embargo, al intentar cruzar por el puente, se encuentra con un loco con un cuchillo que amenaza con matarla si intenta cruzar. La mujer asustada, retrocede, sabiendo que la única forma de llegar a su casa es cruzar ese río.

puente

Un poco más abajo, en la orilla encuentra a un barquero, que le ofrece ayudarla a cruzar a la otra orilla si le paga cierta cantidad de dinero. La mujer acepta, pero en ese momento no lleva dinero encima, por lo que el barquero se niega a llevarla si no le paga antes de cruzar el río.

La mujer recuerda que cerca de allí vive un amigo suyo, al cual no ve desde hace mucho tiempo. Su amigo le responde que desde siempre estuvo enamorado de ella y nunca le había hecho el menor caso hasta ahora. Muy afectado y decepcionado, se niega a darle el dinero.

La mujer vuelve entonces a casa de su amante para pedirle dinero para pagar al barquero, pero el amante no le abre la puerta, temiendo que su marido la haya descubierto.

La mujer, desesperada porque se le acababa el tiempo, decide cruzar el río por el puente, y el loco cumpliendo su advertencia, la mata.

¿Quién es el culpable?

Claramente el culpable es quien la mata, es decir, el loco.

Os he traído este acertijo para reflexionar sobre algunos temas que nos encontramos en nuestra sociedad.

Un ejemplo puede ser la noticia que hemos escuchado sobre la violación de una chica en Pamplona. He leído muchos comentarios en las redes sociales que vienen a decir: “Claro, es que iba tan borracha” “Cómo se mete ahí, ¿qué espera?” “Algo habrá hecho ella también, porque yo he ido muchas veces y nunca me ha pasado” “Si vas a una fiesta a emborracharte y sabes que hay, no te quejes luego…”

Estos comentarios lo único que hacen es justificar el delito que comente el agresor, o en este caso los agresores. Así como culpabilizar a la víctima de lo que ha pasado.

No creo que nadie se merezca ser violado/a por el simple hecho de emborracharse, ir a unas fiestas o vestir como quiera.

a3798133990eaaf7f0042aaf1c233e3c

Creo que debemos razonar y pensar quién es el que comete el delito y no justificarlo ni quitarle la responsabilidad de lo que ha hecho. Mucho menos culpabilizar a la víctima por lo que ha pasado.

Hemos escuchado muchos comentarios sobre las violaciones “Claro con esa falda” “Una chica a esas horas por la calle…” “Provoca con la ropa que lleva”.

Una persona puede ir vestida como quiera, por donde quiera y a la hora que quiera. Esto no es cometer ningún delito.

Otro ejemplo puede ser las chicas argentinas que mataron en Montañita (Ecuador). “Como se les ocurre ir solas, encima mujeres” “Cuando viajas sola ya sabes lo que te puede pasar…” ¡Qué mejor que echarle la culpa al muerto! Esto no debería ser así, una persona puede viajar siendo mujer u hombre.

La culpabilización de la víctima es un proceso psicológico en el que culpabilizamos a la persona que es víctima  del delito o de la agresión. Pensamos que se lo merece por algo que ha hecho, la hacemos responsable (por lo menos en parte) del hecho. Asimismo, justificamos al agresor y le eximimos de la responsabilidad y la culpa.

Hablaré más detenidamente de este proceso y sobre todo de las situaciones en las que se utiliza, en la que las víctima suele ser una mujer.

semilla-960x623

De momento quiero plantaros una pequeña semilla que nos ayude a razonar, y que más adelante no utilicemos la culpabilización de la víctima ni la permitamos.

¡Muchísimas gracias por leer y hasta la próxima semana!