LA CREENCIA EN EL MUNDO JUSTO

Cada uno recoge lo que siembra (Buda)

En este artículo quiero hablaros de un proceso psicológico, que no es muy conocido, pero que es muy importante para comprender el mundo que nos rodea.  Se llama la creencia en el mundo justo, y nos va a ayudar a entender la culpabilización de la víctima, de lo que ya os hablé en el post anterior.

La creencia en el mundo justo es un planteamiento erróneo mediante el cual pensamos, en mayor o menor medida, que vivimos en un mundo justo. De esta manera, cada uno tiene lo que se merece y se merece lo que tiene.

JUSTICIA

La visión del mundo justo tiene un lado funcional, a través de la cual vemos el mundo como un lugar manejable y controlable.

Esta creencia nos protege proporcionándonos una perspectiva más amable de la realidad, nos hace sentir una ilusión de invulnerabilidad y reduce la incertidumbre. Nos hace ver el mundo más ordenado y predecible.

El hecho de ver nuestro entorno de esta forma, hace también que nuestra visión del futuro tienda a ser positiva. Pensar en un futuro negativo y con amenazas incontrolables nos provoca angustia y podría afectar a nuestra salud mental. Evitando así pensar en injusticias impredecibles, mantenemos los niveles de ansiedad.

Además tiene un importante componente motivacional, nos ayuda a mantener la motivación en metas a largo plazo, pensando que todo esfuerzo tendrá su recompensa. Nos empuja a perseguir nuestros objetivos.

Sin embargo, la creencia en el mundo justo es un arma de doble filo. Realmente el mundo no es un lugar ordenado y justo, el azar tiene un peso en nuestras vidas.

Os dejo el inicio de la película de Match Point de Woody Allen, una de mis favoritas y que recomiendo que la vean si no lo han hecho.

 

Normalmente, cuando leemos una noticia de una injusticia, o a una persona de nuestra ciudad le ocurre algo desagradable, nos inclinamos a racionalizarlo con esta creencia. De esta manera, deducimos que la persona habrá hecho “algo” para que el daño le ocurriese. Así intentamos controlar el mundo y predecirlo, si yo no hago “eso” no me ocurrirá algo desagradable.

Pero con este razonamiento, además, estamos responsabilizando, por lo menos en parte, a la víctima por su comportamiento o sus características intrínsecas: Si no lo hubiese hecho, no le habría pasado. Si estuviese más atento, no le habrían robado. De esto modo protegemos y mantenemos esta creencia, y evitamos considerar que las desgracias sucedan al azar, ya que esto es amenazante y aumentaría nuestros niveles de ansiedad.

Esta otra cara de la creencia del mundo justo es importante tenerla en cuenta y reflexionar sobre ella. El mundo, por desgracia, no está bajo nuestro control, y muchas veces nos enfrentamos a injusticias. Con esto quiero que se perciba mejor el mundo que nos rodea, y que nos demos cuenta de que en ocasiones vemos la injusticia en el otro o la sufrimos, evitando así culpabilizar a la víctima y restar responsabilidad al culpable.

Habitualmente, el esquema del mundo justo se mantiene en personas que no han sufrido injusticias. En cambio, disminuye a medida que las personas se enfrentan o tienen experiencia con la injusticia.

Espero que os ayude a comprender mejor la culpabilización de la víctima y a entender mejor el mundo en el que vivimos.

Espero que os haya gustado y me encantará leer vuestras opiniones.

¡Hasta la próxima semana!

Anuncios

Un comentario en “LA CREENCIA EN EL MUNDO JUSTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s